All posts filed under: Viajar

Historias de suspense en la prisión de tortura

Como cazadora y coleccionista de cuentos tengo que ir naturalmente a visitar el Museo de las Leyendas en León, Nicaragua! Qué concepto, un Museo para lo inmaterial, lo intocable, lo inverificable! Qué se pone en las vitrinas? Parte del tesoro de cuentos de ese continente mágico del cuál se sirvieron y se sirven Gabriel García Márquez e Isabel Allende y muchos más compañeros escritores menos famosos? A las ocho en punto estoy delante de la puerta del edifico, la primera y única visitante. En la entrada veo un tanque oxidado y justo cuando empiezo a pensar cuál leyenda se debe esconder tras él, mi mirada descubre una placa que dice „Antigua prisión de tortura de la dictadura de Somoza.“ Me asusto. Me he equivocado y eso es el Museo de la revolución? Pero ese se encuentra arriba en la Plaza! Un guía indígena, que siempre se sonríe, financiado por el museo, me da una vuelta privada, que está incluida en el precio de 50 córdobas que es menos de 2 dólares. Luz aclara la oscuridad. …

Mochillera sin mochilla

Desde hace dos días soy una mochillera. Mi viaje ha perdido su fondo de negocios, no visito ni amigos ni familia, tampoco me he recetado una estacia de descanso. En los sitios a donde me dirijo encuentro a mochilleros, por lo tanto deduzco que formo ahora parte de esta especies. Mochilleros son viajeros con mucho tiempo y relativamente pocos planes, algunos viajan durante meses y las decisiones sobre caminos a ir se toman sobre la marcha, en intercambio con otros mochilleros. Me calma la idea que no soy solo yo la que siente respecto delante la infinidad de posibilidades. A pesar de este estado de animo flotante la ruta de viaje va saliendo poco a poco como el interior de una cebolla que se va pelando. Esta mañana a las 6 horas no sabía aún si quedar me en el Canyon de Somoto o continuar mi viaje a Matagalpa, para visitar las plantaciones de café. Perdí la coneción espreso, cojí el chicken bus a Estelí, me metí en la estación de autobuses en la cola …

Si os digo la verdad…

Qué hacer? Socorro! Mi programa oficial – la visita de la manufactura de tabaco Plasencia y de la ciudad de cigarros Estelí – está terminado y me encuentro en una situación desconocida. Viajar sin mas? Sin programa? Sin planificación? Dos semanas y media largas se extienden delante mío como una cadena de perlas de hojas blancas. Me agarra de golpe el anhelo, echo de menos a Colonia. Pensamientos de huída me invaden, pero los despido rápidamente, faltaba mas! Pero a donde ir? Explorar el Norte salvaje con canyones, saltos de agua, bosques y animales desconocidos? O viajar a la ciudad colonial de Granada, un El Dorado de los turistas con tiendas, bares y discotecas? En el internet muchos alojan a San Juan del Sur, un pueblo en la costa sureña muy ‚hip‘. Ayer una conocedora del país me dijo: „Esto está hecho para nosotros, los extranjeros, a mi me gusta mas la Nicaragua auténtica…“ Pues, estoy en un mundo diferente, pero aquí se multiplican los submundos coexistentes, como en todas partes. Los prósperos barones del …

Nicaragua

El Paraíso es ahora

En el Café de la Luz no hay ni una mesa libre. Pido una cerveza nicaraguense Tona y me apoyo a la barra, detrás de la cuál un pequeño barman de pelo negro, con sus – aquí típicos – demás kilitos causados por tanto arroz con frijoles (que ya me buscan a mi también…) me regala una sonrisa un tanto ávara. Delante mía veo una señora sola, leyendo un libro. Cuando pide la cuenta, me acerco rápidamente, antes de que otros ocupen la mesa y le pregunto: „Permiso? Puedo sentarme aquí?“ Su acento castellano me revela que es española. Una viajera, pero no de los típicos mochileros que se ven en Estelí. Lleva 4 anos en carretera. Dos anos Asia, después dos meses en casa y de nuevo fuera. Australia con el visado work and travel: cosecha de manzanas, clases de español, cocinar, limpiar casas. Estamos a punto de decirnos Adiós, cuando le pregunto: „Usted tiene algún plan para el futuro? Un deseo específico?“ Lo niega. „La vida es ahora, he dejado de pensar sobre …

Tabaco

Una familia de cigarros – Plasencia

Upps, de golpe está todo oscuro, en el hotel y en la ciudad entera, por lo menos según lo que puedo apreciar desde mi balcón. Apagón de luces. El generador se enciende con tremendo gruñido, huele a humos de escape. Los trabajadores y miembros de la familia del hotel – que me parece viene a ser lo mismo – buscan a linternas y una chica joven ya me ha puesto un foco de esos que se usan para obras sobre mi mesa en la estoy sentada con mi computadora. „No, esto no pasa a menudo“, responde a mi pregunta. Para eso están muy bien preparados. Son las seis y media de la tarde, el sol se esfumó de golpe, en estas zonas del mundo eso va de lo más rápido. Los mosquitos me atacan sin piedad, a pesar de mi espray ultramatador que he comprado en Miami, después de haber leído con temor los avisos sobre la plaga de mosquitos en mi guía de viajes. Dejo pasar el día en mi mente. Por la manana …

bienvenidos a managua

La ciudad de los tabacos – primeras impresiones

Pintado con escritura precisa sobre un trozo de cartón se lee: Annette Meisl, Estelí. Un hombre pequeño y corpulento mantiene la indicación con solemnidad delante de su pecho. Cuando me ve, se ilumina su mirada: „Es Usted?“ José, el conductor de taxi, me recibe delante del pequeño edificio del aeropuerto de Managua. Pasamos por una Panamericana en perfecto estado, con la puesta del sol espectacular desgraciadamente en la espalda. José me explica cada pueblo, cada casa, cada montaña. „Lo que huele tan penetrante es el matadero“, dice un tanto lacónico y yo subo la ventanilla. Vemos el primero de los 17 volcanes nicaraguenses, que se levanta como una pirámide negra contra el cielo colorido del atardecer. José habla cariñosamente de nuestros volcanes y me hace pensar en el cuento del pequeño príncipe. La noche cae con velocidad inesperada, abro la ventanilla de nuevo y veo estrellas brillantes sobre el negro fondo del cielo y un olor intenso de pan recién salido del horno invade mis sentidos. „Eso es el pueblo de los panaderos,“ explica José. …

Destino Managua

Seguro es seguro – Destino: Managua

En mi tarjeta de embarque está escrito: 19.2. Destino Managua. Un mes largo se extiende delante de mi, cuatro largas semanas hasta la vuelta a la Bella Vieja Alemania. La mayoría de los agentes de seguridad en el aeropuerto de Miami son latinos, hecho que me cae muy bien. Hablo bastante bien el inglés, pero en la lengua castellana me siento como en casa. Mientras los Gringos lo toman por normal que un hable su idioma, recibo de los latinos muchas veces una sonrisa y la pregunta, de donde provienen mis conocimientos de su lengua. Mi aterrizaje en el medio del viaje desde Düsseldorf a Managua via Miami, lo convertí en unas pequeñas vacaciones de 5 días intercaladas, para encontrarme con unos muy buenos amigos en Marcos Island y pasar después unos días inolvidables en una casa de ensueño en Miami. Asim e llené un poquito del American Style of Life antes de tirarme a la vida caliente de Latinoamérica. Mi gran sueno – un viaje de seis meses por América del Sur y Centroamérica …

Soy un Equis

Después de 11 horas de vuelo atravieso el terminal de llegadas del aeropuerto de Miami. Vente o treinta aparatos electrónicos nos esperan en fila, nos invitan a escanear pasaportes y las puntas de nuestros dedos. Eso último conozco de diversas series policiacas de televisión, una actividad, con la que sepueden descubrir e arrestar sospechosos de distintos tipos. En nuestro mundo actuál, en caso de duda, somos todos y siempre sospechos, de lo que sea. El aparato escupe una oja impresa, que luce un retrto mío, que ha tirado en silencio y sin que me hubiese dado cuenta, una foto que más desventajosa no podría haber salido. A lado de ella unos datos extraídos del pasaporte y el conjunto tachado por una equis gigantesca. Qué he hecho para merecer esto? Los X tienen que pasar por el control por funcionarios de carne y hueso, los ‚limpios‘- y eso son mus poquitos – pueden pasar directo al terminal de equipajes. La selección electrónica e automatizada me hace deglutir. Nuevo Bello Mundo. Hacemos cola durante un tiempo largo. …

¡Nicaragua – voy!

Hoy, el día de valentino, estoy en el avión rumbo a Florida, escala en mi camino a Nicaragua, donde quiero seguir las huellas del tabaco. Desde hace muchos anos sueno con un gran viaje por Latinoamérica, ahora llegó el momento para la primera etapa. Voy a visitar manufacturas, campos de tabaco y tiendas de puros, conocer el país y su gente e informaros via imágenes, textos y vídeos de mi ida multifacética. Como autora, manufatrice de tabaco y cantante pienso a veces de vivir siete vidas a la vez. El blog se encuentra en www.annette-meisl.de/es y lo podéis abonar por supuesto. Estoy muy contenta de tener noticias vuestras. ¡Hasta la vista!

París

Viajes

He nacido con un gen viajero muy pronunciado. En mi familia viajaban y viajan todos con mucha pasión, a mi abuelo ya le atraía al principio del Siglo Veinte países como Rusia, el Imperio Otomano y la India, antes de que se instalaba para un tiempo largo en París. Mi padre, mi tío, mi hermana, incluso primas y primos bien lejanos no aguantan mucho rato en un mismo lugar. ¿Qué es lo que me tira cada vez fuera de terreno conocido, fuera de mi patria, fuera hacia el gran y amplio mundo? Ya siendo niña, vagabundeaba con mi padre y sus amigos y amigas una y otra vez por Francia. Después del bachillerato nada me sostenía en Alemania y exploraba unos meses la Côte d’Azur, después España, donde me quedaba tres anos. ¿Qué hago yo en el fondo cuando viajo? ¿Sigo una huella interna, una voz interna a cuya llamada no quiero resistir? ¿O es que es más bien al revés: los caminos recorridos en el mundo real están dejando sus huellas finas en nuestros …