Cigarros, Cuba, Viajar
Leave a comment

Cuba – mi amor

Mi primer viaje a Cuba fue en 1999. Fui invitada por el grupo de música Vieja Trova Santiaguera que con sus 5 socios reunían 400 anos – ni más ni menos. Solo quería quedarme alli 3 días y después seguir mi camino. Pero el ritmo flotante del son cubano, que se escuchaba en cada rincón, cada restaurante y cada patio escondido, enamoró mi corazón y ya no me dejaba seguir. Después de una semana me entró el pánico y me dije: o te vas manana a la primera hora, o ya no habrá Dios quién te saque de aqui!

Me fui el dia siguiente en tren, solo para llegar a la siguiente ciudad embrujadora: Trinidad, una bella joven de 500 anos, donde hasta en las casas mas humildes se sirve la comida en porcelana antigua bordada de oro y con mas de cien anos de edad. En La Habana conocí a Gregorio Fuentes, entonces en la suave edad de 103 anos,que fue en su juventud el capitán del famoso escritor Ernest Hemingway. Vaya – qué pasa en este país con el concepto del tiempo?

Después he visitado a la isla mágica aún muchas veces. Aún no he encontrado la manera de escaparme de su encanto! Pero como he creado mientras tanto en Colonia mi propio ‘trocito de Cuba en Alemania’, el peligro de quedarme alli para siempre ha diminuido un poquito…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *